El Udinese 1-0 Sampdoria en cinco detalles

Udinese: Scuffet – Larsen, Ekong, Nuytinck, Samir – Fofana, Behrami (Opoku, 90’+), Mandrágora – Machís (D’Alessandro, 76′) , Lasagna (Teodorczyk, 66′).

Sampdoria: Audero – Bereszynski, Andersen, Colley, Murru – Linetty, Barreto, Jankto (Ekdal, 70′) – Gastón Ramírez (Saponara, 59′) – Defrel, Quagliarella (Kownacki, 74′).

  • JULIO VELÁZQUEZ IMPONE SU LIBRETO I La mano del técnico salmantino ya se deja notar en el Friuli. Su Udinese, formando en 4-3-3, supo cerrar espacios entre líneas y salir rápido al contragolpe. El 67% de posesión de la Sampdoria fue inefectivo, aunque es cierto que tuvo llegadas suficientes como para empatar el partido. No obstante, la velocidad de los extremos y el buen criterio de Behrami y Mandrágora como lanzadores hicieron que los bianconeri gozaran de más y mejores ocasiones de peligro.
  • FOFANA ES UN CAMIÓN I El mediocentro africano está gozando de mucha libertad en el medio campo. Mediante sus conducciones ‘a lo Yaya Touré’ descosió la medular de la Sampdoria continuamente. Precisamente en una de ellas surgió el gol del empate. Además, es el primer centrocampista de su equipo en saltar a la presión, y siempre ayuda atrás. El marfileño, con su despliegue físico y criterio para soltarla después, ya lleva un gol y una asistencia en dos partidos.
  • SE ABRIÓ EL TARRO DE LAS ESENCIAS CON DE PAUL I Acostado en la izquierda, abandona la cal con frecuencia para recibir en la frontal del área y definir la jugada. Además, todas las pelotas del ataque pasan por él. Ha ganado calma y cerebralidad en su juego, y ahora sabe cómo, cuándo y hacia dónde arrancar para ser más letal. El de Sarandí, tras su tanto decisivo anoche, lleva dos goles en dos encuentros.
  • EL TALENTO DE LA SAMP NECESITA COHERENCIA I En el partido del Friuli, Marco Giampaolo no dispuso de todas sus armas recién adquiridas desde el inicio. Por el contrario, apostó por la sapiencia de Barreto y Quagliarella desde el inicio. No cabe duda de que los Colley, Saponara o Defrel deberán conjugar con los Linetty, Gastón Ramírez o Caprari, pero el italiano (también por una cuestión de adaptación y ritmo) prefirió apostar por el oficio y la experiencia. No estuvo mal tirado, pero a los blucerchiati les faltó presencia dentro del área para culminar sus jugadas.
  • ESTAMOS EN AGOSTO I No podemos olvidarlo a pesar de todo lo expuesto anteriormente. Quizá esta frase de perogrullo os alerte de algo obvio, pero significa, a ojos de cualquier futbolero que se precie, que estamos empezando la temporada. El tono físico tuvo mucho que ver en todo el cruce. Probablemente ambos equipos sufrirán mutaciones acordes a la incorporación de los recién fichados o incluso de otros que estén por llegar. Además, la ausencia de jugadores en uno y otro equipo, como Badu e Ingelsson en Udinese, y Caprari o Praet en la Samp, darán otro empaque al equipo durante un campeonato que solo acaba de empezar.

Fuente imagen principal: Agencias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *