El Torino 1-3 Napoli en cinco detalles

Torino: Sirigu; Izzo, N´Koulou, Moretti; Berenger, Baselli, Rincón, Meïté (Soriano, 62′), Ola Aina (Paragini, 77′); Zaza, Belotti.

Napoli: Ospina; Hysaj, Albiol, Koulibaly, Luperto (Maksimovic 74′); Callejón, Rog (Allan 60′), Hamsik, Verdi (Zielinski 54′); Insigne, Mertens.

  • UN INICIO NAPOLITANO FULGURANTE | Tenía el Napoli el deber de reponerse del revés sufrido en Champions y lo consiguió desde el inicio y a lo grande. Los primeros 25 minutos representaron el mejor fútbol del cuadro partenopeo desde principios de año y, de largo, el mejor momento de la era Ancelotti hasta la fecha. Resultado: 0-2, partido de cara y pudieron ser más. En Turín se han visto brotes verdes.
  • UN TORINO DESDIBUJADO | No consiguió el Toro detectar ni descifrar los movimientos de Insigne, Mertens y Verdi y las consecuencias fueron demoledoras. El dinamismo del trío citado fue demasiado para una defensa que, sin referencia en la marca, hizo aguas. Por ahí se le fue al equipo de Mazzarri un partido al que volvió a través de un regalo de Luperto materializado desde el punto de penalti por Belotti, pero que dejó transitar al Napoli en su mejor momento y lo pagó caro en forma de tercer gol visitante.
  • EL NUEVO ROL DE INSIGNE | El cambio de esquema iniciado la semana pasada contra la Fiorentina le ha otorgado a Insigne un desempeño distinto en el que está consiguiendo marcar diferencias. Con su doblete en Turín, son tres goles en otros tantos partidos para el napolitano en este nuevo rol más centrado, de enganche, en el que puede ser más venenoso, pero sin perder un ápice de su influencia. Sus dos tantos tras rechaces en el área en el hoy denotan también su olfato. No hay duda de que Carlo Ancelotti ve en Insigne a su jugador referencia, y le está facilitando brillar. Una unión que promete.
  • MARKO ROG ES UNA OPCIÓN | La última y única titularidad del croata en Serie A databa del 4 de marzo de 2017, en el Olímpico frente a la Roma. Contra el Torino, llegó la segunda y respondió. En un rol posicional para permitir que Hamsik pudiese desplegarse hacia arriba, el jugador balcánico dio buena muestra de que puede ofrecer descanso a los pesos pesados. Sin embargo, también volvió a enseñar que su ímpetu desmedido es un arma de doble filo muy peligrosa. Si Rog fuese titular, el récord de tarjetas amarillas en una temporada de Serie A sería suyo. Y es algo que, si bien entrando desde el banquillo puede venir bien, ha de medir a la hora de saltar al campo de inicio. De ahí su sustitución por Allan en el minuto 60. Con sus virtudes y sus defectos, Rog ya es una opción más. Y Ancelotti, que en 6 partidos ha otorgado la titularidad a todos sus jugadores disponibles a excepción de Ounas y Malcuit, las tiene todas en cuenta.
  • LUPERTO FUE EL ESLABÓN DÉBIL | Fue una de las novedades de Ancelotti y seguramente la menos acertada. El joven central de 22 años debutó como titular en el lateral izquierdo, sufriendo en una posición en la que -aunque no es la suya- demostró poder jugar en pretemporada y en los pocos minutos que disputó frente al Milan. De entre sus errores, el penalti sobre Berenguer fue su mayor pecado. Precisamente con el español le tocó bailar debido al cambio de banda que propuso Mazzarri entre él y Ola Aina para el partido. Además, acabó el partido lesionado y el Napoli tuvo que acabar con Maksimovic en el lateral derecho e Hysaj en el izquierdo ante la aparente indisponibilidad de Mario Rui. Pese a todo, no será la última vez que le veamos esta temporada vistas las bajas de Chiriches y Ghoulam y la fe que Ancelotti tiene depositada en él. Un partido que servirá como lección para crecer.

Fuente imagen principal: Alberto Pizzoli / Colección AFP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *