El Empoli 1 – 1 AC Milan en cinco detalles

Empoli (4-3-1-2): Terracciano; Di Lorenzo, Silvestre, Maietta, Veseli; Bennacer, Capezzi, Krunic; Traore; Caputo, La Gumina.

AC Milan (4-3-3): Donnarumma; Calabria, Musacchio, Romagnoli, Laxalt; Kessiè, Biglia, Bonaventura; Suso, Borini, Çalhanoglu.

  • TERRACCIANO, INFRANQUEABLE | El Milan género fútbol como para imponerse al Empoli. Los de Gennaro Gattuso acabaron el partido con 24 disparos, de los cuales únicamente siete se marcharon fuera de los tres palos. Sin embargo, hubo dos razones por las que el partido acabo en empate: la primera de ellas se llama Pietro Terracciano. El portero acabo el encuentro con ¡10 paradas! en su haber. Además, se impuso por alto en numerosas ocasiones y dominó todo el área, saliendo incluso a atajar centros fuera de la pequeña. Sin duda, el mejor jugador del choque. Nada pudo hacer, eso sí, para detener el zurdazo de Lucas Biglia desde el balcon del área que, para más inri, desvió Capezzi para poner el 0-1.
  • OFICIO Y VETERANÍA EN LA DEFENSA | La otra fazon del empate del Milan en el Carlo Castellani fue la línea defensiva del equipo toscano. Matias Silvestre y el capitán, Domenico Maietta, despejaron todo lo que rondó por su área y bloquearon varios disparos milanistas. En la segunda parte, Aurelio Andreazzoli sumó otro hombre en la contención: sustituyó a Capezzi y dio entrada a Jacob Rasmussen para jugar con tres centrales. El danes se sumo a la fiesta y estuvo muy expeditivo en los 15 minutos que participó.
  • ESCASAS ROTACIONES DE GATTUSO | Salvo Laxalt, que fue de la partida en detrimento de Ricardo Rodriguez, y Borini, que entró por Higuaín, el resto del once lo sabemos de memoria. Se esperaban mas rotaciones dado que el domingo hay de nuevo partido, pero Rino no da su brazo a torcer. Prácticamente los mismos once, de nuevo los mismos cambios y prácticamente igual de previsibles en el desarrollo del partido. Después de tres empates consecutivos en Serie A, quizá sea el momento de buscar alternativas.
  • SUSO, A PESAR DE TODO | Queda claro una vez más que el líder futbolistico del Milan es el extremo andaluz. Suso fue el principal foco de fútbol de un equipo impreciso en el remate final. Desde el pico del area derecha regateó, pisó área y disparó en cinco ocasiones, pero sin el premio del gol. Cierto es que Çalhanoglu se le unió en algunos tramos, pero quien asumió los galones y se echó el equipo a la espalda fue el ‘8’.
  • CAPUTO EMPINÓ EL CODO | El resultado terminó de definirse en un penalti de Romagnoli ejecutado sobre Mchedlidze, que había ingresado poco antes al partido. El balón lo cogio Francesco Caputo, que disparó al centro y batió a Gigio Donnarumma. El héroe toscano volvió a repetir su icónico gesto de beber cerveza y el Carlo Castellani se vino abajo con el. Su gol ante el Milan fue una auténtica inyección de moral para las proximas jornadas, y ademas sirvió para que el Empoli siguiera con el colchon de un punto sobre el descenso, que a día de hoy marca el Bologna.

Fuente imagen principal: Getty Images.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *