El AC Milan quiere volver. Que lo haga o no, dependerá de varios factores pues el futbol no es una ciencia cierta. Al menos, la voluntad existe y al parecer, los medios también. El hecho de que Leonardo quisiera volver al club en verano junto al nuevo dueño, el grupo Elliot, da credibilidad al proyecto. De la mano de esta credibilidad llegó Paolo Maldini -que se había negado en varias ocasiones hasta que el proyecto no valiera la pena-, y hace unas semanas, Ivan Gazidis, ex director ejecutivo del Arsenal. Incluso Kaka’, como adjunto de Leonardo, se ha sumado a esta nómina de nombres ilustres. Se respira optimismo y, sobre todo, el club se mira al espejo y ve reflejada la Champions League en él, aunque sea por la estela que dejan quienes dirigen al club.

Personal de nivel para volver a la élite de Italia por ahora, tras un año difícil por la incertidumbre de los propietarios chinos, que cayeron de pie con buenos fichajes pero salieron con un aire turbio, cerrando el curso con deudas récord y con la participación en Europa League en grave riesgo. Ahora, esta gestión debe ir acompañada de un equipo que compita, y el Milan se ha movido más rápido y de forma más eficaz que cualquier club de Europa fichando a Lucas Paquetá, futbolista del Flamengo. Leonardo y la figura de Kaka’ han influido mucho en la decisión del jugador.

El Milan se ha movido más rápido y de forma más eficaz que cualquier club de Europa fichando a Lucas Paquetá, futbolista del Flamengo

El brasileño no es todavía una realidad. Es un proyecto de futuro que apunta muy buenas maneras y es posiblemente, a día de hoy, uno de los mejores jugadores de la liga brasileña. No obstante, llegar a Europa y a Italia, es otro decir. Dentro de su descomunal talento todavía se pierde en regates intrascendentes o jugadas en las que no suelta el balón cuando debe, con compañeros habilitados para ello. Para cambiar eso ya está Gattuso, claro, que deberá convertir a Paquetá en un verdadero jugador de élite a nivel táctico, mental y ayudarle en la aclimatación a la Serie A, aunque en Milanello no parece haber habido nunca problemas para tratar a futbolistas llegados desde Brasil.

Embed from Getty Images

Más allá del nivel del jugador, la lanza se rompe en el momento que varios clubes europeos punteros y con un músculo económico que puede comprar lo que sea, se mueven por él, y el Milan se adelanta en el momento justo, evitando subastas, antes de verano, por un precio que según medios italianos oscila entre los 30-35 millones. Una ganga para los tiempos que corren, viendo los precios de los últimos jugadores cariocas llegados a Europa. En la línea de los últimos fichajes, el club apuesta por la juventud, sin perder de vista las oportunidades de mercado en jugadores ya hechos y contrastados.

Para conocer un poco más a fondo a Lucas Paquetá hemos hablado con Jeremias Wernek, periodista brasileño de UOL Esporte, y esto es lo que nos ha contado:

”Lucas Paquetá, en el momento del fichaje con el Milan, es el gran jugador del Brasileirão. Aunque Flamengo no sea el gran equipo del torneo y tampoco el máximo candidato al título, el mediocentro mantiene un nivel impactante. Con técnica, buena visión de juego e intensidad puede hacer casi todas las funciones de creación de un equipo. El dato de WhoScored.com ayuda a comprender el ‘fenómeno Paquetá’. Es el jugador con mejor rating del Campeonato Brasileño (7.77 de nota media contra 7.53 de Renê, el segundo en esa tabla), y anotó el 22% dos goles de su equipo en la competición.

 

Lucas Paquetá es un futbolista que hace pases clave con naturalidad y total seguridad. Especialmente por el centro, buscando espacios vacíos para llegar a los delanteros. Anotó con remates desde fuera del área, más cerca del arco y también en jugada individual. En algunos momentos se deja llevar por su genialidad en pases cortos y coquetea demasiado. La diferencia, sin embargo, son todos sus atributos defensivos. Lucas hace (muy) bien tareas las defensivas. Cierra espacios, mantiene el balón y hasta intercepta o bloquea. Ese carácter cambió su imagen pública. Después que arrancar como un casi delantero, pasó a ser entendido como un mediocentro total.

 

Seguramente en Milán tendrá que adaptarse a un juego distinto, a sus particularidades y también a un equipo donde no será el principal o el segundo nombre mas importante. No obstante, su potencial se considera muy grande y Tite ya llamó a Lucas para el equipo principal de Brasil, y tiene el jugador en su carpeta para un proceso de renovación de la selección mirando al Mundial de Catar 2022”.

El Milan demuestra visión de futuro con este movimiento e inteligencia a la hora de moverse, pero también cabeza en los precios, esa misma que pide Gattuso en todos los partidos y que se ha trasladado a los despachos. Y es que ahora, todo queda en casa.

Fuente: Getty Images / Douglas Magno.