Polonia: Szczesny – Bereszynski, Glik, Bednarek, Reca (Jedrejczyk, 87′) – Goralski, Szymanski (Grosicki, 46′), Linetty (Blaszczykowski, 46′) – Zielinski – Milik, Lewandowski.

Italia: Donnarumma – Florenzi (Piccini, 84′), Bonucci, Chiellini, Biraghi – Jorginho, Verratti, Barella – Bernardeschi (Lasagna, 81′), Chiesa, Insigne.

Goles: Biraghi (0-1, 91′)

  • ¿MANCINI HA ENCONTRADO SU ONCE? I Italia dejó muy buenas sensaciones en el primer tiempo del amistoso de hace unos días ante Ucrania. Pese a no lograr el gol, la Azzurra mostró un mejor fútbol que en los partidos anteriores de UEFA Nations League, ante Polonia y Portugal. Hoy, ante Polonia, en tierras polacas, el técnico de Iesi repitió el mismo once que sacó contra Ucrania. Y, como se podía prever, Italia volvió a jugar bien. El primer tiempo del cuadro de Mancini fue muy bueno, y únicamente faltó gol. Dos disparos al palo y dos grandes manos de Szczesny para salvar el gol italiano en unos grandes primeros 45 minutos. Todo gracias a un esquema definido, un 1-4-3-3 con tres centrocampistas trabajadores pero con buen trato de balón como son Verratti, Jorginho y Barella. Arriba, en la punta de ataque, tres jugadores que aportan mucha movilidad, dinamismo y dificultad en la marca al rival como son Chiesa, Insigne y Bernardeschi. Ahora, únicamente falta que la pelota entre.
  • LA DUDA DEL LATERAL IZQUIERDO I Sin desmerecer a Cristiano Biraghi, que llegó a Florencia de forma permanente este verano desde el Pescara a cambio de dos millones de euros, es evidente que no está al nivel del resto de acompañantes en la zaga. El problema para la Azzurra es que el resto de laterales izquierdos no son más fiables que el futbolista de la Fiorentina. Emerson Palmieri y Domenico Criscito, por ejemplo, son los otros dos convocados; y en su casa se han quedado futbolistas como Leonardo Spinazzola, que no juega con la Juventus por una lesión grave, o Antonio Barreca, que si está jugando con el Monaco pero no ha tenido la oportunidad de debutar con la absoluta de Italia. Quizás haya que mirar a los jóvenes para encontrar una solución con jugadores como Federico Dimarco. No obstante, Biraghi está dispuesto a pelear por su derecho a vestir la camiseta de la absoluta de Italia. Hoy, pese a algunos errores defensivos en la marca que corrigió Donnarumma, el de la Fiorentina anotó el gol de la victoria en el 91.
  • PROBLEMAS DE CARA AL GOL I Hasta la fecha de hoy, Italia había anotado dos goles en tres partidos entre amistosos y UEFA Nations League desde que empezó la temporada 2018/19. En punta de ataque, Roberto Mancini había probado con Mario Balotelli en solitario, Ciro Immobile y Simone Zaza compartiendo punta o con Lorenzo Insigne como falso nueve. Y, al final, aunque sin mejorar la capacidad goleadora, al menos todavía, parece que el técnico de Iesa se ha quedado con la última opción. No hay duda de que las ocasiones se han multiplicado con este nuevo esquema de Mancini pero hoy, en Polonia, la Azzurra disparó en 17 ocasiones sobre la meta de Szczesny y únicamente consiguió anotar un gol.
  • EL SEÑOR PARTIDO DE BARELLA I Barella está listo. El capitán del Cagliari venía llamando fuerte a la puerta tras sus buenas actuaciones con el equipo sardo y Mancini le ha dado la oportunidad de debutar en este parón de selecciones. Desde el primer momento, el centrocampista, de tan solo 21 años, ha mostrado su tremenda madurez y su capacidad para adaptarse a lo que le pedía el seleccionador de la Azzurra. Ha encajado y conectado desde el primer momento con Verratti y Jorginho, jugando unos muy buenos minutos ante Ucrania y, también, hoy ante Polonia. Un futbolista que seguramente no tardará en salir del Cagliari rumbo a un equipo grande, y que ya está listo para ser pieza clave en esta nueva Italia de Mancini.
  • ITALIA HA VUELTO I ”Una vida nueva ha iniciado”, declaraba Roberto Mancini minutos después del pitido final en Polonia. Hace unos días, en rueda de prensa, el técnico de Iesa hablaba de que quedaba mucho trabajo por hacer y de que la UEFA Nations League y sus resultados no podían ser concluyentes. Pero está claro que un resultado impactante, o al menos la manera de conseguirlo, pueden hacer cambiar la opinión de la gente. Y eso es lo que Italia necesitaba. Un partido dominado de principio a fin por Italia, con una actitud y un juego que han ilusionado a los tifosi. Esto, unido a un gol agónico y una celebración por todo lo alto debido a la adrenalina, empuja a Italia hacia un futuro más esperanzador.

Fuente imagen principal: Claudio Villa / Getty Images.