Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Arthur (Arturo Vidal, 77′); Rafinha (Semedo, 72′), Suarez, Coutinho (Munir, 88′).

Inter de Milán: Handanovic; D’Ambrosio, Skriniar, Miranda, Asamoah; Vecino, Brozovic; Candreva (Politano, 46′), Borja Valero (Lautaro Martínez, 63′), Perisic (Keita Baldé, 77′); Icardi.

Goles: Rafinha (1-0, 32′), Jordi Alba (2-0, 83′).

  • SPALLETTI NO ARRIESGÓ I El empate del Tottenham Hotspur en Eindhoven (2-2) le vino muy bien a Spaletti. El técnico italiano sabía que, sacara el resultado que sacara del Camp Nou, iba a volver a Milán con un mínimo de cinco puntos de ventaja sobre los de Pochettino, a priori los grandes rivales para pelear la segunda plaza. Así, el Inter saltó al estadio balugrana con varios cambios en el once -se quedaron en el banquillo titulares habituales como Vrsaljko, De Vrij o Politano, además del lesionado Nainggolan- pensando Spalletti en dar descanso a una plantilla que había jugado el Derby della Madonnina 48 horas antes. También, el descanso en el esfuerzo sobre el campo fue evidente. Los interistas no propusieron. Se limitaron a esperar a un Barcelona que jugó cómodo y a intentar aprovechar la velocidad y calidad de sus bandas para que algún balón llegara en condiciones a Icardi. El argentino tocó la pelota únicamente en 23 ocasiones.
  • SKRINIAR PINTA MUY ALTO I Es curioso. Si vemos repetido una y otra vez el gol inicial del Barcelona, el de Rafinha, veremos que Skriniar no mide bien ante el gran centro de Luis Suárez y permite llegar al centrocampista brasileño. Fue la única pega -fatídica, eso sí- al gran partido, monumental, de hecho, de Milan Skriniar en el Camp Nou. El eslovaco, a sus 23 años, sabía que tenía un escenario idóneo para mostrarse al mundo y, precisamente ante uno de los equipos que había sonado para ficharle, brilló. Skriniar mostró serenidad, buena salida de balón, colocación y liderazgo en una defensa que recibía acometida tras acometida del equipo de Ernesto Valverde.
  • EL BARCELONA JUGÓ MUY CÓMODO I La sensación de peligro en el Camp Nou fue muy, muy pequeña. Más allá de algún balón largo hacia Icardi o algún centro lateral, el equipo italiano no inquietó la portería de Ter Stegen, que no tuvo que actuar para evitar el gol. Los locales tuvieron un 67% de la posesión y dieron 765 pases por 374 del Inter, casi el doble. Arthur -que se fue ovacionado- dio un recital de control de la posesión en el centro del campo y, precisamente, el Inter puso en más apuros -dentro de lo poco que hizo- al Barcelona cuando Valverde sacó al brasileño para meter a Arturo Vidal.
  • POLITANO ESTÁ MUY POR ENCIMA DE CANDREVA I Una de las sorpresas del once de Spalletti fue la entrada de Antonio Candreva desde el inicio. El ex de la Lazio apenas había jugado 301 minutos esta temporada, y su protagonismo estaba siendo nulo, estando muy lejos del buen nivel que alcanzó en temporadas anteriores. Durante los 45 minutos que estuvo en cancha, apenas se notó su presencia y Spalletti no dudó en sacarlo al banquillo en el entretiempo. En su lugar entro un Politano que desde el primer momento que pisó el césped causó peligro. Dos acciones en cinco minutos para avisar al Barcelona de que el Inter iba a intentar competir. Pero… tan pronto como apareció, se diluyó como el resto de su equipo. No obstante, el estado de forma de Politano da la razón a Spalletti en su elección de sacarlo a él antes que a Candreva.
  • EL INTER SIGUE TENIENDO EN SU MANO ESTAR EN OCTAVOS I La clasificación sigue estando muy bien para el Inter. Esto es así. Los malos resultados del Tottenham invitan al optimismo en el Giuseppe Meazza ya que son cinco puntos de ventaja sobre los londinenses con nueve por disputarse. El Inter, que debe sumar sí o sí las tres unidades ante el PSV en Milán, se jugará el pase en Londres ante el Tottenham, aunque si consigue sumar algún punto en quince días ante un Barcelona que ya tiene pie y medio en octavos, estará mucho más cerca de colocarse entre los 16 mejores equipos de Europa esta temporada.

Fuente imagen principal: Getty Images.