AC MILAN (4-4-2): Donnarumma; Abate, Zapata, Romagnoli, Rodríguez; Suso, Kessiè, Bakayoko, Calhanoglu; Castillejo, Higuaín

JUVENTUS (4-3-3): Szczesny; Cancelo, Benatia, Chiellini, Alex Sandro; Bentancur, Pjanic, Khedira; Dybala, Cristiano Ronaldo, Mandzukic.

Goles: Mandzukic (0-1, 8′), Cristiano Ronaldo (0-2, 81′)

  • GATTUSO NO ENCUENTRA EL DIBUJO | Llevamos varias crónicas del Milan empezando por el sistema empleado por el conjunto rossonero, y hoy no va a ser distinto. Gennaro Gattuso volvió al 4-4-2, con el matiz de que Samu Castillejo sería el segundo punta. Un equipo que cambia de esquema en cada partido es reflejo de un grupo que aún carece de identidad. Y eso, ante todo, un equipazo cómo la Juventus es como empezar perdiendo.
  • DOMINIO COMPLETAMENTE BIANCONERO | La Juventus llevó el peso del partido de cabo a rabo. El Milan apenas pudo intimidar en alguna contra, pero sin mucho peligro. Ya en el minuto 8 los turineses iban ganando tras un gol de Mandzukic, que remato un centro espectacular de Alex Sandro. El Milan intentó pelear como siempre este tipo de partidos, pero dio la sensación de ser un conjunto inoperante. Suso, Çalhanoglu o Castillejo estuvieron desaparecidos. E Higuaín…
  • EL HIGUAÍN DE LAS GRANDES CITAS | Sin ánimo de hacer sangre, su partido estuvo al nivel de sus pecheadas más épicas. En un escenario como San Siro, en un Milan-Juventus, Higuaín compareció en dos acciones: la del penalti fallado y la de su expulsión. El ‘Pipa’ entro en cólera y entre sus compañeros y sus ex tuvieron que frenarle cuando se encontraba fuera de sí. Finalmente abandonó el terreno de juego entre lágrimas. Tristemente, no se puede decir más de la actuación del argentino.
  • CRISTIANO VUELVE A MOJAR | El portugués ya suma ocho goles en su cuenta particular. La noticia ha pasado de puntillas por la prensa española, pero Ronaldo sigue con su buenísimo inicio de temporada. Esta vez aprovechó un rechace para perforar la portería de Donnarumma. Pero, más allá de eso, ya se le ve bien integrado en el sistema colectivo de Massimiliano Allegri.
  • DOS REALIDADES DISTINTAS | Ambos clubes están a años luz. Para la Juventus este partido era un escollo, mientras que el Milan veía una roca insalvable en su rival. Evidentemente, a un partido podriahaber pasado de todo. Pero un equipo sin personalidad como el Milan tenía muy complicado ponerle las cosas difíciles a la Juve. Para muestra, cualquiera de los cambios: mientras Allegri dio paso desde el banquillo a Sami Khedira y Douglas Costa, jugadores muy contrastados y con amplio bagaje internacional, Gattuso daba entrada a Borini, Laxalt y Cutrone. Asimismo, mientras los bianconeri se confirman como líderes en solitario, los rossoneri se caen de los puestos de Champions.

Fuente imagen principal: Getty Images.