”Es el partido más importante desde que estoy aquí”, ha declarado Spalletti en la rueda de prensa previa al Inter de MilánPSV. Casi nada. Y esto habla de la trascendencia de un partido que decide el futuro del Inter de Milán en Champions League. Es cierto que todo depende de lo que ocurra en el Camp Nou, donde se enfrentan Barcelona y Tottenham, pero el Inter necesita mejorar -no le vale igualar- el resultado de los ingleses, por lo que saldrá a ganar desde el minuto uno su duelo ante el PSV Eindhoven.

Para clasificar a octavos, el Inter necesita mejorar el resultado del Tottenham en el Camp Nou

Entre ambos equipos, el precedente más inmediato es el partido de ida en Holanda. Tras el 1-0 inicial, Nainggolan e Icardi remontaron el partido para los interistas. Una historia parecida a la que había pasado semanas antes, en la primera jornada ante el Tottenham. Desde aquel inicio de temporada, el Inter ha mejorado y se ha convertido en un equipo más estable, aunque venga de perder 1-0 en el Derby D’Italia ante la Juventus. En Turín jugó un partido -o al menos una primera parte- realmente positivo y eso, junto con que el Barcelona irá a por la victoria ante su público, invitan al optimismo entre la hinchada del Inter.

Embed from Getty Images

No obstante, para este partido Spalletti no podrá contar con Vecino, según ha confirmado en rueda de prensa, y Nainggolan será duda hasta última hora teniendo en cuenta ”su riesgo de recaer”. Esto se une a las bajas de Gagliardini y Joao Mário, que no fueron inscritos en la lista de Champions por las restricciones del Fair Play Financiero. Esto nos hace pensar que no le quedará más remedio al técnico italiano que formar con Brozovic y Borja Valero en el centro del campo, colocando un extremo haciendo de mediapunta –Candreva o Keita Baldé– o a Lautaro Martínez permutando por detrás de Icardi.

El PSV, por su parte, llega al Meazza eliminado y sin opciones siquiera de pelear por la Europa League. Ha sumando únicamente un punto de 15 posibles, ante el Tottenham (2-2) en Eindhoven. En Eredivisie vienen de ganar 6-0 al Excelsior y son líderes con dos puntos de ventaja sobre el Ajax. El vigente campeón holandés viaja a Milán sin Daniel Schwaab y Bart Ramselaar, el primero titular en la ida en el centro de la defensa. Será un día para volver a ver a Trent Sainsbury en Milán.

Será un partido decisivo para la presente temporada del Inter. Y la hinchada, por supuesto, responderá. Se esperan más de 60.000 aficionados en el Meazza, además de un tifo que ”impacte”.

ALINEACIONES PROBABLES

Fuente imagen principal: Getty Images.