Inter de Milán: Handanovic – D’Ambrosio, De Vrij, Skriniar, Asamoah (Lautaro Martínez, 69′); – Candreva (Keita Baldé, 56′), Brozovic, Borja Valero – Politano (Vrsaljko, 83′), Icardi, Perisic.

PSV Eindhoven: Zoet – Dumfries, Sainsbury, Viergever, Angeliño – Rosario, Hendrix – Gutiérrez (Sadilek, 65′), Bergwijn (Malen, 71′), Lozano (G. Pereiro, 90′) – De Jong.

Goles: H. Lozano (0-1, 13′), Icardi (1-1, 73′)

  • CANDREVA COMO ALTERNATIVA I Y no funcionó. El interior italiano actuó ocupando la posición que quedaba vacante por las lesiones de Vecino y Nainggolan, o las no inscripciones en Champions League -restricciones del Fair Play Financiero- de Joao Mário y Gagliardini. Alejado de la posición en la que se siente más cómodo, la banda, Candreva pasó desapercibido y fue el primer cambio de Spalletti en el minuto 56′.
  • ICARDI Y POLITANO, DEMASIADO SOLOS I Si hay que hablar de referencias ofensivas en el Inter durante esta temporada, tanto Mauro Icardi como Matteo Politano justifican su elección como jugadores más destacados. El argentino se peleó una y otra vez con la zaga del PSV y, hasta el gol, protagonizó las más claras del partido. El extremo italiano, más de lo mismo. Fue una pesadilla por banda y sus incursiones fueron de lo más destacado del conjunto interista durante el partido. Con un fantástico centro regaló el 1-1 a Icardi.

Embed from Getty Images

  • DE NUEVO, UN CAMBIO INEXPLICABLE I Es cierto que con el 1-1 del Meazza y el 1-0 del Camp Nou, el Inter estaba dentro. Pero también es cierto que un gol del Tottenham dejaba a los de Milán en la calle. Y siguiendo la tónica del partido de Barcelona, lo más normal es que los ingleses marcaran, al menos, un gol. Y así fue. Sin embargo, Spalletti se arriesgó. Sacó del campo a Politano en el 83′ para meter a Vrsaljko y aportar frescura a la banda. O esa era su intención. El ex del Sassuolo estaba siendo uno de los mejores del partido. Como ocurriera ante la Juventus, la salida del internacional italiano llevó al debacle. Hace unos días, marcó la Juve; hoy, a bastantes kilómetros de distancia, anotó el Tottenham y el Inter no fue capaz de reaccionar.
  • EL PSV JUGÓ SU PARTIDO I Los premios que otorga UEFA en cada partido de Champions son demasiado suculentos para que el PSV fuera al Meazza a rendir pleitesía al equipo de Spalletti. Cerca de millón y medio de euros por el empate, casi tres por la victoria. Y los holandeses la rozaron hasta los minutos finales. Si bien es cierto que el gol de Hirving Lozano viene tras una perdida criminal de Asamoah en zona defensiva, el campeón de la Eredivisie hizo un partido muy sólido en defensa y mantuvo a rajatabla al Inter durante casi todo el encuentro. Un ejemplo de competitividad aún estando eliminados.
  • EL INTER, ELIMINADO I Es un fracaso. Sin duda. Y más teniendo en cuenta cómo se había puesto el grupo. Antes del partido de Wembley, los estadistas situaban las opciones del Inter de clasificar a octavos en un 90%. Hoy tienen que conformarse con la Europa League. Las migajas. Y eso, en el plano deportivo y económico, sabe a muy poco. ¿Competirá el Inter por la segunda competición continental o la tirará y se centrará en la Serie A? Cualquiera de las dos opciones es viable y la segunda, seguramente, es la que más posibilidades tiene de cumplirse.

Fuente imagen principal: Getty Images.