Krzysztof Piatek en el Milan de Gennaro Gattuso

¿Triunfará Krzysztof Piatek (Dzierżoniów, Polonia; 1995) en San Siro? Es la gran pregunta, sin duda. Si hace unos días hablábamos de lo que perdía el Milan con la marcha de Gonzalo Higuaín, hoy toca hablar de lo que podemos esperar del polaco en la ciudad de Milán. Vamos a ello.

Primero, con los datos por delante. En 21 partidos esta temporada -entre Serie A y Coppa Italia– Piatek ha anotado 19 goles. Es decir, 0,90 goles partidos o, para dejarlo más claro, un gol cada 93 minutos. Sus víctimas favoritas han sido el Frosinone (2) y el Sassuolo (2) en Serie A, mientras que en Coppa ha anotado al Lecce (4) y a la Virtus Entella (2).

Piatek promedia un gol cada 93 minutos esta temporada

En el global de la competición, ningún delantero ha sorprendido más que el polaco. Sobre todo porque no teníamos un background sobre el que compararlo. Es cierto que el de Dzierżoniów había anotado 21 goles en 36 partidos la pasada temporada en la Ekstraklasa, con el Cracovia Kraków, pero no era una liga de suficiente calibre como para poder compararlo con los grandes. Ahora, sí. El ex del Genoa se ha ganado los 35 millones que ha pagado el Milan por su traspaso.

Embed from Getty Images
Si lo comparemos con el resto de delanteros de la Serie A, dentro de una temporada especialmente prolífica en la pelea por el capocannoniere, suma 13 goles en la liga italiana, únicamente un tanto por debajo de los tres líderes: Duvan Zapata, Cristiano Ronaldo y Fabio Quagliarella. Sin embargo, pocos le igualan en lo que a expected goals se refiere. Esta tecnología, en función del equipo y el estilo de juego del jugador, valora los goles que debería llevar cada jugador a esta altura de la temporada. El polaco, según datos de Understat, debería estar en 8.96 goles. Sin embargo, está en 13. Nada, nada mal.

Piatek es un jugador muy diferente a Higuaín

Hablando puramente de Piatek y su encaje en el Milan, es obvio que es un jugador muy diferente a Gonzalo Higuaín. Más allá de la experiencia y el bagaje de cada uno, en Higuaín encontramos un delantero que alimenta a sus compañeros mientras que Piatek se alimenta de los que le rodean. Es dependiente. Al menos ahora, con 23 años.

Fuente: Understat.

Con la marcha del argentino, su inmediata competencia es Patrick Cutrone. El joven delantero italiano es de un perfil parecido al polaco. Un jugador de área, cómodo con la brega y el cuerpo a cuerpo con el defensa, de instinto asesino dentro del área. Y es ahí dónde pueden llegar las dudas del aficionado y, también, de Gattuso. ¿No son dos delanteros demasiado similares? Es posible. Pueden chocar. Y en Rino queda la responsabilidad de elegir si renunciar a su ya habitual 1-4-3-3 o cambiar al 1-4-4-2 para apostar por ambos delanteros al mismo tiempo.

Piatek es un delantero de área que llega al Milan para solucionar los problemas del equipo rossonero de cara al gol. Si ya en el Genoa, con las altas limitaciones del equipo Grifone, generaba peligro de la nada, teóricamente rodeado de jugadores como Suso o Paquetá debe mejorar aun todavía su rendimiento.

Fuente: Understat.

Con un proyecto renovado, el Milan debe apostar por un mejor juego

Diez goles a favor en los últimos diez partidos oficiales disputados por el equipo de Milán. No es una buena cifra. Y no lo es porque es una obviedad que los de San Siro tienen como objetivo volver a la Champions League. De momento, y pese a las bajas, están cumpliendo con más resultado que juego. Ahora, con un proyecto renovado, con el talento joven como bandera, la búsqueda de un juego más vistoso es una obligación para Gattuso.

Fuente imagen principal: Agencias.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *