INTER (4-2-3-1) | Handanovic; Cedric (Ranocchia, 79′), de Vrij, Skriniar, Dalbert; Brozovic, Vecino; Candreva (Lautaro, 46′), Nainggolan (J.Mario, 68′), Perisic; Icardi

BOLOGNA (4-1-4-1) | Skorupski; Mbaye, Danilo, Lyanco (González, 50′), Dijks; Pulgar; Orsolini, Soriano, Poli, Palacio (Krejci, 75′); Santander (Destro, 87′)

GOLES: Santander (0-1, 32′)

  • CRISIS | Lo comentábamos entre semana tras la derrota ante la Lazio en Coppa Italia, y es que los síntomas que venía arrastrando este Inter de Milán en las últimas semanas era de equipo deprimido y sin soluciones. Ahora creo que puede afirmarse que el Inter se encuentra sumergido en una de sus ya típicas crisis existenciales, y es que en la última década no ha habido temporada en la que no hayan habido un par de tramos como el actual. Un equipo que no transmite absolutamente nada al espectador, sin mecanismos claros para atacar en estático y con una falta de agresividad para defender en transiciones realmente preocupante. Cuatro partidos consecutivos sin ganar, eliminación de Coppa entre medias, y un punto sobre nueve ante Sassuolo, Torino y Bologna. Spalletti peligra mucho.
  • METAMORFOSIS DEL BOLOGNAEn el primer partido de Mihajlovic en el banquillo del club de la Emilia Romaña ha habido un cambio de chip muy tangible. Después de la catástrofe ante el Frosinone que propició la destitución de Inzaghi, hoy Mihajlovic ha sido capaz de trazar un plan claro en el Meazza. 4-1-4-1 con Erick Pulgar en el eje del mediocampo, con la pareja formada por Soriano y Poli viniendo de cara, mientras las diagonales de Orsolini y Palacio generaban superioridades tras los balones frontales ganados por Santander. El Bologna, en un bloque medio-bajo y cerrando con 4-5 futbolistas, ha incapacitado los ataques de Inter en estático y ha saldo en transiciones constantes. Su primera media hora ha sido de muchísimo nivel, con compromiso en los esfuerzos y con las ideas claras en el momento de sumar salidas.

Embed from Getty Images

  • SIN SOLUCIONES | Y es que otra vez hoy ha vuelto a evidenciarse la poca capacidad de generación que tiene el Inter ante equipos que le esperan en un bloque medio-bajo y no presionan en campo contrario. La labor de Brozovic en los primeros pases del equipo pierde sentido si no tiene receptores interiores que sean capaces de orientarse, girar y lanzar al espacio para los atacantes. Sólo el croata con envíos horizontales es capaz de activar las rupturas de Icardi o los apoyos de los extremos (Perisic-Candreva hoy). La poca fluidez en la circulación convierte el ejercicio defensivo del rival en una mera basculación constante, y ante la carencia de futbolistas exteriores que propongan 1vs1 se crea un embudo constante. Hoy, sin Politano, el mayor generador de ventajas que tiene este equipo, todavía más. Tiene un buen diseño de salida desde atrás el Inter en caso que el rival proponga una presión avanzada, con alturas distintas entre los mediocentros (Brozovic baja y Vecino espera entre líneas), pero ante bloques bajos es incapaz y ya son muchos meses con el mismo déficit. Realmente preocupante.
  • VICTORIA VITAL | Necesitaba el Bologna volver a sumar de a 3 (desde el mes de Octubre no lo hacía), y la actuación de esta tarde en el Meazza es una inyección de moral y de confianza enorme. Se sitúa a solo un punto del decimoséptimo, y este equipo tiene recursos para terminar salvando la categoría. Hoy se vio una versión poderosa de Ricardo Orsolini, de mas a menos, pero con personalidad para proponerle desafíos constantes a su marca. El rol de Erick Pulgar se antoja clave y Federico Santander es un delantero que si el equipo acompaña puede terminar la campaña sobrepasando los 10 goles (hoy firmó el 0-1 tras un remate de córner). Mejor no ha podido empezar Mihajlovic su andadura en Bologna.
  • SPALLETTI DESESPERADO | Ante la falta de recursos para generar en estático el plan del preparador toscano para el último tramo de partido fue realmente primitivo: darle entrada a Andrea Ranocchia y situarlo de delantero, junto a Icardi y Lautaro, para posteriormente empezar a bombardear a envíos laterales a la defensa del Bologna. Tuvo una muy clara el defensor italiano mas Skorupski le sacó una mano de mucho nivel (partidazo el suyo, reafirmando su status de portero que puede aspirar a un top6 de la liga). No le sale nada al Inter, la afición está desesperada (pitada monumental a Nainggolan tras su cambio y al equipo al final de los 90′) y los objetivos empiezan a escaparse. Fuera de Coppa, fuera de Champions y con una dinámica muy negativa en liga, debería empezar a preocuparse mas la institución neroazzurra de que ni Milan ni Roma le alcancen en puntaje, porque quedarse fuera del top4 tras la planificación del pasado verano sería un drama. De momento Spalletti deberá encontrar soluciones de inmediato o su puesto corre mucho peligro.

Fuente imagen principal: Getty Images.