En un escueto comunicado, el Inter de Milán ha anunciado hoy que Mauro Icardi deja de ser el capitán del primer equipo, y que será Samir Handanovic quién lo reemplazará.

Sin duda, un nuevo capítulo en la pelea por la renovación del argentino, que tiene contrato hasta 2021 pero una cláusula de rescisión para clubes extranjeros de 100 millones de euros.