Monchi no ha salido bien de la Roma. El español dimitió como Director Deportivo del club italiano tras la destitución de Di Francesco y no han tardado en llegar los cruces de declaraciones. Primero fue el español, que comentó en su rueda de prensa de presentación como, de nuevo, Director Deportivo del Sevilla, que «los dos años que he vivido en Roma no los cambio. Volvería a firmar sabiendo lo que ha pasado, pero cometí un error de novato y habría necesitado conocer mejor la situación del club. Igual no me arrepiento de nada porque me ha servido para crecer a nivel personal y profesional«, declaraba.

Hoy, el dueño de la Roma, James Pallotta, ha cargado contra el que hasta hace escasos días fuera su Director Deportivo a través de un comunicado publicado en la web del equipo romano: «Me han sorprendido las declaraciones de Monchi cuando afirmó que queríamos afrontar caminos diferentes», empieza. «Me agrada saber que no quería fracasar en la Roma, pero quiero aclarar algunas cosas. Desde el primer momento he sido muy claro sobre la dirección que debíamos tomar y por ello hemos gastado mucho dinero para que Monchi trabajara con nosotros. Le he dicho enseguida que querría entrenadores de primer nivel, preparadores de primer nivel, un staff médico de primer nivel y un scouting de primer nivel. Una organización de primer nivel. Le he dado a Monchi las llaves para dar vida a todo esto. Le he dado el pleno control para firmar al entrenador que quisiera, para agregar a todos los colaboradores y preparadores que necesitara y para firmar los jugadores que deseara. Mirando los resultados, está claro que no ha funcionado«, añade.

Además, culpa a Monchi de no «tener un plan B» y no ser capaz de reaccionar ante la crisis de resultados: «En noviembre, cuando nuestra temporada iba de mal en peor y todos notaban cómo el entrenador tenía problemas para lograr una reacción de los jugadores pedí a Monchi un plan B a ejecutar en el caso de que todo empeorara. Pese a ser el único responsable del área deportiva de la Roma, no tenía un ‘plan B’. Esto sucedía en noviembre, me explicó que su plan B era continuar con su misma estrategia, el plan A. Cuando escucho entrevistas en las que sostiene que la propiedad estaba tomando una dirección diferente a la suya y que éste es el motivo de su marcha, me pregunto qué podría haber hecho Monchi de diferente. Me pidió que confiara en él y le he dejado hacer a su manera. Le hemos dado el pleno control y ahora tenemos más lesionados que nunca y estamos expuestos a quedar fuera de los primeros tres del campeonato por primera vez desde 2014«.

Fuente imagen principal: AS Roma.