En la jornada 33 de esta Serie A, la Juventus se ha proclamando campeona por octava vez de manera consecutiva. Nadie puede con ella. La Atalanta aprieta por jugar en las noches de las estrellas y el Bologna ha puesto el acelerador para no tener pesadillas. Lo del Napoli, fue la última cena…

  • ¿VECCHIA SIGNORA? CHAMPAGNE Y A TRABAJAR | La Juventus se proclamó este fin de semana campeona de Italia. Son 35 Scudetti en total y 8 de manera consecutiva, pero esta es la peor temporada en los últimos cinco años. Tras el gran desembolso realizado para fichar a Cristiano Ronaldo no hubo Coppa (sí Supercoppa), y encima el equipo se quedó fuera de la Champions en cuartos de final. Las expectativas eran máximas. El carril diestro, el nivel de Dybala, el desequilibrio en banda o la defensa corriendo hacia atrás ligado esto a la dependencia de Chiellini (34 años) son cosas que debe mejorar la segunda plantilla más vieja de la Serie A. Se le debe exigir más a esta Juve que en el campeonato doméstico está muy por encima de sus «perseguidores». Hay Scudetto y fiesta, por supuesto, pero este dominio no puede quedarse ahí.
  • NADIE COMO EL BOLOGNA | Desde la llegada de Sinisa Mihajlovic al banquillo rossoblù, el Bologna ha conseguido 20 puntos de los 36 que se han jugado. 16 de ellos conseguidos en las últimas siete jornadas. En un estado de forma sensacional, en Bolonia destacan Erik Pulgar, con cuatro goles en el último mes, liderando al equipo en la medular y un Ricardo Orsolini que se está destapando como el futbolista al que apuntaba cuando la Juventus se hizo con él (5 goles y 4 asistencias en esta Serie A). Después de batir por 3-0 a la Sampdoria, la próxima jornada se puede dar un golpe de autoridad en un partido crucial frente al Empoli. No solo son buenas noticias en la parcela ofensiva, el equipo lleva tres jornadas con el cerrojo puesto atrás…

Embed from Getty Images

  • EN FORMELLO ESTÁ PROHIBIDO DECIR «ROMA» Y «ABRIL» | Se ha hecho viral el mensaje de la Lazio en redes felicitando a la ciudad que le ha dado casa evitando decir la palabra Roma en el mensaje. Pues bien, con abril podría pasar lo mismo. Parecía que la Lazio había resurgido en marzo (victoria en el Derby, empate en Florencia y victoria en Milán), pero el último mes y contra rivales más asequibles se ha tirado por tierra todos estos resultados. Tres derrotas y una sola victoria este mes que le han llevado a la octava plaza de la Serie A. Solo la falta de acierto de los de arriba le han permitido seguir estando a CUATRO puntos de la Champions en una pelea a cinco donde solo uno tendrá el gran premio (la Champions). Sin embargo, los síntomas del equipo le alejan de jugar la máxima competición continental la próxima temporada. Se perdió esta jornada contra un Chievo ya descendido, en lo que supone la segunda victoria de la temporada para los de Verona. Milinkovic-Savic se autoexpulsó y todo se puso cuesta arriba y para colmo Luis Alberto lo redondeó. Visitar el Luigi Ferraris la próxima jornada sin estos dos no es la mejor idea.
  • LA DEA DE ZAPATA | Cuando visitas Florencia, Milán y Nápoles en un mes y no conoces la derrota obligas a que se hable de ti. Con los mismos puntos que el Milan, en plena pelea por la cuarta plaza, la temporada de los de Gasperini acabe como acabe es para encumbrar. Fútbol vistoso acompañado de un buen puñado de goles que encima se traduce en resultados. No se le puede pedir más a un equipo que esta jornada remontó en el San Paolo donde solo la Juve antes había conseguido ganar esta temporada en Serie A. Nadie ha ganado más puntos en Italia en situación de desventaja (20). Ilicic agitó el partido con su entrada desde el banquillo y Duván Zapata no falló a su cita con el gol ni tampoco a la ley del ex. Son 21 goles para el colombiano y 26 entre todas las competiciones. Máximo goleador histórico del Atalanta en una misma temporada.

Embed from Getty Images

  • LO DEL NAPOLI FUE LA ÚLTIMA CENA | El pasado jueves podía ser el día de la resurrección, pero fue la última cena del Napoli esta temporada. Con estos pasajes bíblicos, la derrota contra la Atalanta no cambia nada. Todo lo contrario. Solo hace que confirmar que el Napoli perdió el ánimo y la ilusión en esta Serie A hace bastante tiempo. Lejos de su mejor nivel o de al menos, aquel que el equipo sí ofreció en los primeros compases de la temporada, los partenopeos están pidiendo el verano a gritos. Con el segundo puesto casi asegurado, el Arsenal le borró del mapa en la Europa League y ya no hay nada que pelear. Hay confianza en el proyecto de Ancelotti y el verano se antoja clave para recuperar la ilusión. Una victoria les basta para confirmar que jugarán la Champions por cuarto año consecutivo. Un dato para levantar el ánimo entre la afición. «No estamos tan mal», seguro que piensan algunos.

Fuente imagen principal: Getty Images.