Milan e Inter han presentado hoy al ayuntamiento de Milán un «estudio de viabilidad técnica y económica» para el nuevo estadio de San Siro, así lo han comunicado de forma oficial ambos clubes. Esto significa que ambos clubes construirán un nuevo estadio y dejarán, cuando esté terminado, el actual San Siro (o Giuseppe Meazza).

«La documentación presentada por los clubes consiste en un estudio técnico y de ingeniería detallado que aún no incluye un componente arquitectónico», han informado. Los objetivos son los siguientes:

– Un nuevo estadio moderno, de aproximadamente 60.000 asientos. En el área adyacente a la existente, propiedad de la ciudad de Milán y actualmente otorgada en concesión a los dos clubes

– Un distrito multifuncional en el área donde actualmente se encuentra el estadio San Siro, dedicado a los deportes, el entretenimiento y las compras, que se convertirá en un destino vibrante para los ciudadanos, los tifosi y los turistas los 365 días del año, creando empleos para más de 3,500 personas

«Este es un proyecto integral que prevé inversiones privadas de más de 1.200 millones de euros y cuya implementación es esencial para devolver el fútbol de Milán a la élite del fútbol europeo y mundial», añade el comunicado.

Ahora, el ayuntamiento deberá aprobar dicho plan y «solo después los clubes procederán a la presentación de un plan definitivo, que incluirá todos los componentes arquitectónicos». Además, ambos clubes especifican que durante las obras se podría ofrecer la posibilidad de jugar los partidos fuera de Milán por problemas de seguridad.