La Roma sigue empujando por Suso. El jugador del Milan tiene una cláusula de 40 millones de euros y eso lo hace muy atractivo para diversos clubes que se quieren hacer con sus servicios. Sin embargo, La Loba no quiere pagar íntegra esa cantidad y es por eso que en primer lugar ofreció a Patrick Schick, que sin embargó no convenció al Milan.

Ahora, según informa ‘La Gazzetta dello Sport’, la Roma ha ofrecido el pase de Steven N’Zonzi más dinero, y el papel de Frederic Massara (director deportivo del Milan y ex Roma), podría ser clave, ya que tiene buena opinión del futbolista francés. Su llegada podría suponer la marcha de Franck Kessié y Lucas Biglia de San Siro.