Y saltó la sorpresa en Turín. Sami Khedira tenía pie y medio fuera de la Juventus de cara a este verano. Los problemas de lesiones del pasado curso y su edad (32) auguraban una posible venta en este mercado de transferencias. Sin embargo, según informa ‘La Gazzetta dello Sport’, los planes de Sarri son mantener a toda costa al centrocampista alemán.

«El partido amistoso con el Atlético de Madrid ha aclarado lo que el alemán puede dar a la Juve de Sarri, que es exactamente lo que le dio a la Juventus con Allegri: equilibrio, situaciones de lectura, experiencia y recuperación», se puede leer hoy en el medio italiano.

«Sarri había llegado a Turín sabiendo que Sami había anunciado su despedida con la seguridad de que sería una resolución contractual: en resumen, la Juve solo habría ahorrado el dinero del salario, facilitando así el acuerdo entre el mediocampista y un nuevo equipo. Sin embargo, durante el entrenamiento, Sarri notó que Khedira lo necesitaba y ahora parece que el alemán se puede mantener», añaden.