Federico Chiesa seguirá en la Fiorentina. Al menos hasta junio de 2020. Es entonces cuando se abrirá un nuevo frente que, en realidad, ya ha empezado a movilizarse. Así lo informa hoy ‘La Gazzetta dello Sport’, que plantea que Inter de Milán y Juventus ya pugnan por el extremo italiano de cara a la próxima temporada.

El Inter prepara el terreno para la 2020-21 sabiendo que esta temporada no hay fondos disponibles para abordar el fichaje. Además, Rocco Commisso, nuevo dueño de la Fiorentina, no quiere vender a su mejor jugador (y también el mejor pagado, 1.7 millones por temporada) meses después de llegar a la gerencia del club de Florencia.

De este modo, aprovechando las negociaciones para el fichaje de Cristiano Biraghi, el Inter ya ha iniciado conversaciones por Chiesa, aunque pensando en el largo plazo. Mientras, la Juventus, sigue aguardando con el objetivo de hacerse con el gran talento italiano de la Serie A.