La UEFA anunció a última hora del viernes la decisión de sancionar a Ante Rebic, actual futbolista del Milan. El futbolista croata en su último partido con el Eintracht fue expulsado un minuto antes de llegar al descanso en la victoria de los alemanes contra el Strasbourg en la ronda previa de Europa League. La causa fue una entrada muy dura y sus posteriores protestas, pero es que además, el organismo de fútbol europeo detalla que después el jugador insultó a los oficiales de la competencia. Y la consecuencia son cinco partidos de sanción.

Esta sanción no afecta en un muy corto plazo a Rebic y al Milan porque el equipo ‘rossonero’ renunció a jugar la Europa League para no ser sancionado. Pero Rebic sí que la cumpliría la temporada que viene en Champions o Europa League si se clasifica con el Milan, ya que está dos años cedido en San Siro. Es una dura decisión que, por lo que cuentan en Milán, ha dejado aturdido al futbolista.