Después de costar más de 75 millones de euros, Matthijs de Ligt está siendo uno de los jugadores más criticados en este inicio de temporada de la Juventus. Obligado a suplir de forma prematura a Giorgio Chiellini por su lesión, ha cometido diversos errores y no está mostrando la solidez y garantías de su temporada anterior en el Ajax.

Aun así, se muestra confiado de cara al futuro: «Creo que jugué bien: fui sólido y regular, y no cometí muchos errores», declaraba el central de 20 años a ‘De Telegraaf’ después de la victoria por 2-1 de los bianconeri contra el Lokomotiv de Moscú.

Y añadía: “Solo tengo que hacer mi trabajo, y eso era defender. El Lokomotiv prácticamente no tuvo tiros a puerta.Trabajé más en el gimnasio de Ámsterdam que aquí, en Italia no es tanto trabajo de gimnasio, es un mito. No estoy particularmente al tanto de las críticas porque ya no leo mucho la prensa, para ser honesto».