Maurizio Sarri estaba contento. No es para menos, tras una victoria sufrida (0-1) en todo un Derby della Mole, ante un equipo duro como el Torino de Walter Mazzarri.

«Fue un partido difícil. El Toro entró al campo con determinación, fue difícil mostrar un buen juego y estoy contento con lo que vi, porque podríamos habernos metido en problemas, pero el equipo reaccionó bien. ¿La clasificación? En este momento no hay cálculos que hacer, solo puntos que sacar. ¿De Ligt? Correr es obligatorio para todos. Él proviene de un campeonato mucho menos táctico que el nuestro y es normal tener que hacer un proceso de aprendizaje«, explicó Sarri.

Precisamente, Matthijs De Ligt fue el gran protagonista del partido, anotando el gol de la victoria. «Estoy feliz por la victoria y por el gol anotado. Ganar 0-1 con mi gol es especial. Llegar y establecerse en un nuevo equipo es difícil, pero los compañeros de equipo son buenos conmigo y todo va bien. Aprendo partido tras partido«, declaró el holandés.