El Napoli multará a sus jugadores por la rebelión que se vivió hace unas semanas en el seno del club del sur de Italia, cuando la plantilla abandonó la concentración que había ordenado De Laurentiis. Al final ha ganado la línea dura de Aurelio De Laurentiis y, según informa «Il Corriere dello Sport», el lunes por la mañana comenzarán las notificaciones de las sanciones para castigar a los miembros de la plantilla napolitana. 

Según la estrategia desarrollada por el presidente napolitano y los abogados de la compañía, las sanciones oscilarán entre el 25% y, si fuera posible, el 50% del salario bruto mensual. Según la reconstrucción de «Il Corriere dello Sport», los jugadores deberán pagar al club una cifra de alrededor de 2,5 millones de euros si se tiene en cuenta lo que se ahorrará el club en salarios.

Ahora queda por ver la reacción del equipo de Carlo Ancelotti, que se enfrenta esta semana a dos rivales tremendamente duros: el Milan en San Siro y el Liverpool en Anfield.