La revuelta le ha salido muy cara a los jugadores del Napoli. Aurelio De Laurentiis prometió tomar cartas en el asunto, ha cumplido su palabra y sancionó a sus jugadores. La sanción que les ha caído a todos es de un 25% de su sueldo, excepto a Allan e Insigne que ha acabado siendo de un 50% por liderar el motín.

Otro de los rumores que cogen fuerza es que tras esto, las relaciones con Callejón y Mertens para la renovación han empeorado, y que Allan, Koulibaly e Insigne podrían salir en el próximo mercado veraniego si llega una buena oferta, cuando hasta hace nada eran intransferibles. Pero eso sí, lo que es seguro es lo que han perdido los jugadores en sus sueldos, tal y como publica Corriere dello Sport:

Koulibaly 225.000

Insigne: 374.400

Manolas: 168.750

Mertens: 168.750

Callejon: 131.250

Milik: 93.975

Ghoulam: 112.500

Allan: 187.950

Mario Rui: 67.500

Hysaj: 56.250

Ospina: 52.500

Fabián Ruiz: 79.167

Younes: 52.500

Maksimovic: 67.500

Di Lorenzo: 45.000

Zielinski: 75.000

Meret: 45.000

Tonelli: 29.999

Karnezis: 37.501

Luperto: 45.000

Hirving Lozano: 168.750

Llorente: 93.975

Gaetano: 5.000

Elmas: 56.250