Una de las grandes sensaciones del inicio de liga es Stefano Sensi. El ex jugador del Sassuolo contra todo pronóstico se salió con Conte desde el primer día y era una de las cabezas más visibles del Inter que actualmente es líder. El italiano hacía disfrutar mucho al espectador hasta que se lesionó y desde entonces, por muchas pruebas que haya habido en el centro del campo, no se consigue olvidar a Sensi.

Se lesionó y se le esperaba para el encuentro de vuelta contra el Borussia Dortmund en Champions, de hecho llegó a jugar unos minutos, pero desde entonces ha recaído hasta dos veces de la lesión que sufre y hasta ha tenido que visitar a un médico en Munich para evaluarse bien. Ese mismo médico le ha aconsejado a Sensi que con reposo y un trabajo específico hasta después del parón navideño, podrá curarse del todo. Una muy mala noticia para el Inter, que tendrá que aguantar como pueda, tal y como está haciendo muy bien hasta ahora, sin él.

Y si su lesión es una mala noticia, también lo es la de Gagliardini, el mediocampista del Inter también es baja y se perderá los partidos contra la Roma y el Barcelona, lo que sumado a la lesión de Nicolò Barella dibuja un centro del campo poco habitual.