Las negociaciones por la renovación de Federico Chiesa con la Fiorentina se están complicando. Así lo ha confirmado Rocco Commisso, el propietario estadounidense de la Fiorentina, en declaraciones a ‘Lady Radio’.

«Ya he hablado con su padre, Enrico. He venido a Florencia siete veces desde que compré la Fiorentina, y nos hemos visto muchas veces. He estado hablando con Enrico y Federico. Si quiere irse, puede irse, pero solo si hay una oferta buena para la Fiorentina. Me gustaría tener jugadores que puedan convertirse en líderes como [Gaetano] Scirea, [Franco] Baresi, [Paolo] Maldini, [Fulvio] Collovati, [Francesco] Totti o [Giancarlo] Antognini», ha declarado Commisso.

Equipos como la Juventus o el Inter de Milán se habían interesado en el pasado reciente por el italiano, que tiene contrato hasta junio de 2022.