El Milan ya tiene central, posición apuntada en rojo para reforzar en este mes de enero, y Simon Kjaer ya tiene destino tras no jugar en la Atalanta. El Sevilla y la Atalanta han roto la cesión del danés y este se marcha cedido al Milan con opción de compra tal y como ha confirmado el conjunto español.

Las lesiones de Leo Duarte y Mattia Caldara dibujaron un panorama complicado en el Milan, solo se quedaron disponibles con Musacchio y Romagnoli en el centro de la defensa durante parte de la primera vuelta, y ahora que Caldara se había recuperado, el jugador pidió relanzar su carrera en la Atalanta y se marchó cedido con opción de compra. Misma fórmula que han usado en el Milan en negociaciones con el Sevilla para hacerse con Kjaer y cubrir la posición deseada. El danés no contaba para Gasperini en Bérgamo.