La Juventus de Turín está siendo muy criticada por su juego en Italia, el equipo no termina de encontrar el juego adecuado con Maurizio Sarri, pero aún así son líderes de la Serie A, están en semifinales de la Coppa Italia y en octavos de final de la Champions League tras pasar como primeros de grupo. Ahora bien, una de las mayores causas de que los juventinos estén en lo más alto es Paulo Dybala, el argentino ha vuelto a su máximo nivel con Sarri.

Los últimos años de Massimiliano Allegri fueron duros para Paulo Dybala, no jugaba en citas importantes, era un revulsivo y no terminaba de conectar con Cristiano Ronaldo, pero ahora que sí lo ha hecho, ha pasado de la rampa de salida en verano a negociar con la Juventus su renovación por tres años más. Actualmente el contrato del argentino termina hasta 2022 pero club y jugador están negociando para mantenerse ligados hasta 2025, todo bajo unas condiciones, como las que pone Dybala según Tuttosport, cobrar 10 millones de euros por temporada.