Las alarmas se suavizan en Turín. Miralem Pjanic, que se retiró antes de tiempo el pasado domingo en el partido ante el Brescia, ha escapado de una lesión grave, y se espera que regrese para el choque de la Liga de Campeones con el Olympique de Lyon la próxima semana. Eso sí, no jugará este fin de semana ante la SPAL para evitar riesgos. 

Ante el Brescia, Pjanic solo estuvo en el campo durante siete minutos antes de caer al suelo, con problemas en la ingle. Primero se pensó que el centrocampista podría haber sufrido una lesión grave pero esta mañana, Pjanic se sometió a exámenes médicos en el J-Medical y el club emitió un comunicado en el que únicamente hablaba de «un ligero cansancio en el aductor derecho», excluyendo lesiones de gravedad. 

Sin duda, un jugador muy importante para la Juventus.