Cambio de planes. La final de Coppa Italia 2019-20, que se juega en el Olímpico de Roma desde 2007 de forma ininterrumpida, se jugará en San Siro salvo sorpresa de última hora. Esto se debe a que el aplazamiento de la final hasta el 20 de mayo (por la alerta del Coronavirus, que ha obligado a aplazar otros partidos hasta el 13 de mayo) coincide con los días de ‘cuarentena’ que debe guardar cada estadio que sea sede de la Eurocopa 2020, impidiendo que se celebre ningún evento 25 días antes de un partido de dicha competición. Y es que Italia se estrenará en el Olímpico el 12 de junio.

Así lo informa ‘Corriere della Sera’, que informa de que San Siro es la opción más viable para enfrentar al ganador del Inter de Milán – Napoli (0-1 en la ida) con el vencedor del Milan – Juventus (1-1 en San Siro).