El Inter de Antonio Conte ya trabaja en reforzar la defensa para la próxima temporada. Y es por eso que el Inter está evaluando tres opciones defensivas de cara a la próxima temporada, informa ‘Tuttosport’. El diario de Turín especula que Stefan De Vrij, Alessandro Bastoni y Milan Skriniar se quedarán en el club para la próxima temporada. Sin embargo, existen dudas sobre el futuro de Diego Godín y Andrea Ranocchia en el club.

La primera opción para Giuseppe Marotta (CEO del Inter) es Marash Kumbulla, que está valorado en 25 millones de euros, defensa del Hellas Verona por el que ya llevan tiempo negociando y hay un fuerte interés de otros clubes. Otras alternativas incluyen a Armando Izzo (en un posible intercambio con Pinamonti), del Torino, así como Jan Vertonghen, del Tottenham. Y es que el belga será agente libre al final de la temporada.