La Eurocopa se jugará en 2021, no 2020. Y eso puede suponer un problema para Italia. Roberto Mancini, el seleccionador nacional, ha admitido que su convocatoria de Italia cambiará inevitablemente con el retraso de la Eurocopa 2020 hasta el próximo año. Así lo ha confirmado en una entrevista concedida a ‘La Gazzetta dello Sport’. 

Recuperar al lesionado Zaniolo. «Claramente, recuperar a un jugador con características únicas como Nicolò Zaniolo es importante, y los muchos jugadores jóvenes que ya tenemos en el equipo tendrán más experiencia el próximo verano».

Crecimiento de jóvenes talentos. «Si Federico Chiesa se mudara a un club más grande y jugara competiciones internacionales, eso también podría acelerar el proceso de maduración. Como le dije a su padre, Federico tiene que jugar con el mayor entusiasmo. Otros como Domenico Berardi ya deberían ser una estrella con sus capacidades, pero todavía tiene 25 años y puede crecer mucho en el futuro. ¿Locatelli? Tiene una temporada por delante para confirmar su forma y proponer su candidatura. En cuanto a los laterales, conocíamos a Adam Masina, aunque desapareció del radar un poco después de mudarse a Watford. Luca Pellegrini ya pasó tiempo con el equipo absoluto y puede mejorar. Sería bueno que Emerson Palmieri, que no ha jugado mucho para el Chelsea, pudiera venir a jugar a Italia». 

Immobile o Belotti… Y Caputo «Belotti siempre ha trabajado como un loco, tal vez demasiado. El Torino ha tenido problemas esta temporada, pero Belotti siempre estuvo allí para dar su contribución. ‘Il Gallo’ e Immobile siguen siendo las garantías de nuestro ataque en Italia. Si Francesco Caputo repite la temporada que acaba de tener con el Sassuolo, sin duda lo consideraría».