El futuro del Milan y el de Ralf Rangnick están en un momento de incertidumbre máxima, no solo por sus negociaciones, sino también porque están provocando ese sentimiento en sus aficionados. El rumbo del Milan dependerá de si firma o no el alemán y en qué puesto lo acabará haciendo, esa decisión condicionará a lo que pase con Paolo Maldini en la directiva, con Stefano Pioli como entrenador y el futuro de los jugadores.

Para poner claridad a esta situación, Gianluca Di Marzio, el periodista más fiable de Italia en el tema de fichajes, ha manifestado que las negociaciones están en ‘stand-by’. El Milan tuvo una reunión con los alemanes en el pasado mes de diciembre en el que llegaron a un acuerdo para la próxima temporada y si alguna de las dos partes se arrepentía, habría sanciones para la misma. Eso no quiere decir que Ralf Rangnick esté totalmente convencido y eche marcha atrás.

La situación actual es que el alemán ha puesto la decisión en espera, a pesar de que la idea de mudarse a la Serie A lo tienta como una oportunidad para expresar y probar su filosofía en el extranjero. Por lo que de momento la situación está sin respuesta y el futuro sigue siendo una incógnita.