Hay muchas historias en el fútbol de casos de jugadores que ahora son de los mejores del mundo y que pudieron fichar por otros clubes en el pasado. Hay muchos ejemplos de ello y hoy vamos a recordar, con la ayuda de GOAL Italia, cuando Robert Lewandowski fue jugador del Genoa -no contractualmente pero sí tenía hecho su traspaso-.

Nos ambientamos en 2010, un joven Robert Lewandowski lleva dos temporadas en el Lech Poznan y es una de las sensaciones de la liga al sumar 18 goles en 28 partidos, consagrándose como máximo goleador y dando la liga a su equipo en las últimas jornadas con cinco goles en cuatro partidos. Además este delantero había debutado en 2008 con la selección y marcó cuatro goles y dio asistencias en cinco partidos.

El Genoa se fijó en él, un delantero muy fino físicamente, que se mueve muy bien y tiene una gran capacidad goleadora. A eso había que sumarle que costaba muy barato, 4.5 millones de euros valía hacerse con él. El hijo del presidente Preziosi y Stefano Capozucca le eligieron como el jugador perfecto para acompañar a Rodrigo Palacio en la delantera y cerrando su fichaje.

Unas semanas después, Robert Lewandowski viajó a Italia y pasó las pruebas médicas, conoció a sus compañeros y presenció el ‘Derby della Lanterna’ contra la Sampdoria en las gradas. Después el propio Genoa en un comunicado niega que estuviera fichado y que comunicará cuando su oficialidad cuando sea debido. Todo esto fue confirmado por el agente del jugador, Cezary Kucharski, y por Gian Piero Gasperini, actual entrenador de la Atalanta y en ese momento el encargado de dirigir al Genoa: «Fue una pena no haberlo entrenado. Ya le había estrechado la mano».

Finalmente el Genoa acabó fichando a Luca Toni en lugar de al polaco, movimiento del que seguro que se arrepienten en el Genoa. A día de hoy se sigue sin saber exactamente qué fue lo que hizo que el fichaje no se acabara haciendo. Algunos hablan de que las comisiones que se pedían eran muy altas, otros de que el Lech Poznan quiso subir su precio al final de la operación y otros que Preziosi al verle dijo que era muy delgado y se arrepintió de su fichaje.

Posteriormente, Lewandowski ficharía unos meses después por el Borussia Dortmund a cambio de 4.750.000 millones de euros y a partir de ahí la historia ya se escribe sola. Firmó por cuatro temporadas con los alemanes, hizo unas cifras asombrosas y se marchó libre al Bayern Munich donde suma 230 goles en 275 partidos.