Desde hace días se viene anticipando el encuentro entre la Assocalciatori (AIC, Asociación de Futbolistas en Italia), la Lega y los clubes en Italia. Las tres partes están destinadas a reunirse dentro de una situación actual muy tensa por saber qué pasará con los sueldos de los futbolistas. Para ello, las tres partes se han citado el lunes para intentar llegar a un acuerdo, algo que actualmente viendo las posiciones de cada parte se antoja muy complicado.

Por una parte están la Lega y los clubes italianos, estas dos partes, sobre todo la segunda, argumentan que sus estadios están cerrados, no tienen actividad comercial, no hay partidos, no están vendiendo entradas y las televisiones han anunciado que bloquean los pagos a los clubes por los derechos de televisión en este último tramo de temporada. ¿Esto qué significa? Los equipos no tienen liquidez y al no tener ganancias argumentan que no pueden asumir los sueldos íntegros de los jugadores, por lo que proponen congelar los sueldos de los futbolistas y que no cobren hasta que la liga no se reanude.

Obviamente esa medida tan drástica que piden los equipos, la AIC no la acepta. La Asociación de Futbolistas acepta que los jugadores tengan que recortar parte de sus sueldos, posicionamiento liderado por Cristiano Ronaldo tras la llamada de Giorgio Chiellini según Tuttosport, pero en ningún momento lo que piden los clubes y se muestran abiertos a negociar el lunes, el día clave.