Se espera un verano agitado en el Inter. Nadie en el Giuseppe Meazza tiene dudas sobre las cualidades técnicas de Stefano Sensi, la primera mitad de la temporada lo demuestran, pero la ejecución de la opción de compra tras cesión sobre el centrocampista italiano ya no se da por sentada en Milán. Así lo informa ‘Il Corriere dello Sport’.

De hecho, dicho medio confirma que el Inter tiene un plan. Los de Antonio Conte pedirían al Sassuolo la extensión de la cesión una temporada más, con el objetivo de aplazar el pago de los 27 millones de euros que cuesta quedarse de forma permanente con Sensi. El objetivo de Conte es darle una segunda oportunidad al italiano en su pelea con Christian Eriksen por el puesto en el once titular.

Además, el nombre de Manuel Locatelli (que lleva semanas sonando, también desde el Sassuolo) vuelve a presentarse como una opción para el Inter. Es cierto que el favorito para reforzar el centro del campo sigue siendo Gaetano Castrovilli, pero desde la Fiorentina no lo dejarán ir tan barato y podría valer la pena buscar alternativas, informa ‘Il Corriere dello Sport’.