La Juventus está trabajando en el futuro. La dirección deportiva dirigida por Paratici tienen claro quién será el próximo capitán de la Juventus cuando Chiellini y Bonucci no sigan en el equipo bianconero. El difícil legado que dejarán los Buffon, Chiellini, Bonucci o Barzagli caerá sobre un atacante, y ese es Paulo Dybala.

Situación muy extraña la que le ha ocurrido al argentino que lleva en la Juventus desde 2015. La temporada pasada Dybala no era indispensable para la Juventus, era un futbolista suplente para Massimiliano Allegri y se le intentó vender en un intercambio con el Manchester United por Romelu Lukaku. Y quién le iba a decir al que salió de Córdoba que ahora sería de nuevo una de las estrellas juventinas, que cuando acabe la cuarentena del coronavirus renovará con la Vecchia Signora y que será el que lidere al actual campeón de Italia en el futuro.