Ha tomado una decisión. Así lo informa hoy ‘Corriere della Sera’, al menos. En las últimas semanas se ha hablado mucho sobre el futuro de Zlatan Ibrahimovic, cuyo contrato con el Milan expirará este verano. Cuanto más tiempo pasa, más se aleja el sueco de San Siro, que por el momento aún no le ha propuesto una renovación. De todos modos, y según dicho medio, el jugador ni siquiera estaría esperando la oferta de renovación. Ya ha tomado una decisión. 

Desde que regresó al club Rossoneri en enero, las cosas han cambiado mucho: Zvonimir Boban, quien, junto con Paolo Maldini, presionó para su regreso, fue despedido y al final de la temporada, casi seguro que el ex capitán se irá también a la calle. En los últimos meses, Ibra ha creado una excelente relación con Stefano Pioli, pero su futuro también estará lejos de Milanello y su probable reemplazo, Ralf Rangnick, prefiere trabajar con los jóvenes. 

Zlatan, por lo tanto, corre el riesgo de quedarse sin apoyos en el Milan y por esta razón habría desarrollado la idea de cerrar la temporada y luego regresar a Suecia: el Hammarby, club del cual es copropietario, podría ser la solución ideal para cerrar su gran carrera.