En la previa de la final de Coppa Italia entre Napoli y Juventus, Aurelio De Laurentiis ha caldeado el ambiente. El patrón napolitano acusó a Maurizio Sarri de «obligarlo» a cambiar de entrenador en San Paolo, cuando abandonó Nápoles para marcharse al Chelsea, paso previo de entrenar a la Juventus.

«Me enfadó con su excusa de mal gusto del dinero. Me obligó a cambiar y todavía tenía un contrato de dos años. En febrero me invitó a almorzar con su esposa en la Toscana, cerca de su casa. No mencionó la posibilidad de marcharse y no me lo dijo hasta el día anterior al último partido, creando incertidumbres para el club», explica De Laurentiis en una entrevista con ‘Il Corriere dello Sport’ que el medio titulaba: «Me traicionó».

Además, saca pecho por su gestión: «¿Quién trajo a [Edinson] Cavani aquí? ¿Y a [Walter] Mazzarri? ¿Qué hay de [Rafa] Benítez? ¿Qué hay de [Gonzalo] Higuaín o Sarri? Cuando los elegí, la ciudad estaba llena de pancartas contra mí…».

También reveló que, con el paso del tiempo, se ha dado cuenta que Ancelotti no era el adecuado para revelar a Ancelotti: «Ancelotti me recordó a mi padre. Elegí su serenidad, compostura y su agradable cercanía. Mi padre era filósofo, un hombre extremadamente dulce, como Carlo. Pero debería haberle dicho: ‘Carlo, no creo que estés hecho para el tipo de fútbol que quieren en Nápoles, mantengamos la gran amistad porque el fútbol aquí es diferente. Te presenté una ciudad que ahora amas y que te sorprendió, mejor terminar aquí’. En cambio, cometí un error de cara a la segunda temporada».