Han sido días complicados en Milán desde que Antonio Conte cargará contra la junta directiva del Inter después del partido contra la Atalanta, el pasado sábado. Muchos han sido los rumores que se han ido sucediendo, desde una posible renuncia hasta un despedido, colocando a Max Allegri como el favorito a reemplazarlo en el banquillo interista.

Sin embargo, Antonio Conte ha contraatacado tras varios días de silencio y ha concedido unas pequeñas declaraciones a la agencia de noticias ‘ANSA’: «Me casé con un proyecto de tres años en el Inter… Y, como siempre he hecho en mi vida, trabajaré duro y lucharé con todas mis fuerzas y con todas mis posibilidades para que este sea un proyecto ganador».

«Con respecto al artículo publicado hoy en la Repubblica… Niego categóricamente el hecho de haber contactado con directivos y jugadores de la Juventus», ha añadido. Y anuncia que demandará al autor del artículo y al editor que permitió que se publicara.

Parece complicado que Conte abandone el Inter por su propia voluntad, y en caso de despedirlo el Inter tendrá que pagar 22 millones de euros en concepto de contrato restante al técnico de Salento.