Primer contratiempo para Andrea Pirlo en su llegada al banquillo de la Juventus. Este, no obstante, estaba programado. Matthijs de Ligt no regresará al campo hasta antes de noviembre, ya que se ha confirmado la necesidad de una cirugía en el hombro para paliar la lesión que lleva arrastrando desde finales de 2019.

El central holandés se dislocó el hombro derecho por primera vez a finales de 2019, y desde entonces le ha estado causando problemas repetidamente. La operación se pospuso hasta el final de la temporada, pero con la eliminación de la Juve de la Champions League ahora puede pasar por el quirófano.

Según ‘Tuttosport’, este tipo de cirugía lo mantendrá fuera de acción durante aproximadamente dos o tres meses. Otro motivo del retraso fue la falta total de alternativas en la plantilla de los Bianconeri, ya que Giorgio Chiellini y Merih Demiral también estaban lidiando con lesiones de larga duración y no podían entrar en el once. Ahora ya están recuperados.