El plan de la Juventus para este verano es claro: ahorrar en gastos innecesarios. Para invertir, primero hay que recortar; y en esta perspectiva se dio el primer paso con la separación de Blaise Matuidi, que se marcha al Inter Miami de la MLS. Una elección particular porque el francés había sido una buena opción esta temporada, pero evidentemente se pensó que no podría ser más útil en el futuro tras la llegada de Andrea Pirlo, informa ‘TuttoJuve’. 

Se trata de un ahorro de 3,5 millones netos en concepto de salario, unos 7 brutos; y es el primer paso en la reducción de costes que llevará a cabo el equipo dirigido por Andrea Agnelli.

Matuidi es solo el primero paso; y debería seguirlo Sami Khedira, quien de momento aún no ha encontrado una solución para el divorcio con los bianconeri, y Gonzalo Higuaín, que podría conseguir la rescisión del contrato para marcharse de Italia, donde no tiene futuro.

Si los bianconeri pudieran cerrar estas tres operaciones tendrían un ahorro bruto de 34 millones en total, una gran cantidad para invertir en el mercado o en jugadores jóvenes con salarios más bajos. Todo ello sin olvidar otras posibles situaciones, como Douglas Costa, Ramsey y Danilo, que están en el mercado.