La entrada de Arturo Vidal ha sido posible gracias a la salida del Inter de Diego Godín. El central uruguayo se marcha y libera masa salarial para los 6 millones de euros por temporada que va a ganar el chileno. A lo largo del día de hoy llegará a Roma para pasar reconocimiento médico en Villa Stuart antes de firmar por el Cagliari. Posteriormente se reunirá con Giulini, presidente de los sardos, y firmará hasta 2022.

La estancia de Godín en el Inter ha sido muy corta. El charrúa solo ha estado una temporada en la que fue titular en la primera vuelta. Después, con la irrupción de Alessandro Bastoni, Godín dejó de ser clave para Conte, y pese a jugar prácticamente toda la fase eliminatoria de la Europa League, no ha entrado en los planes de su técnico esta temporada.