Ha sido un verano extraño para Edin Dzeko. El que es uno de los máximos goleadores de la historia de la Roma ha estado muy cerca de marcharse a la Juventus. Estaba todo cerrado. Sin embargo, el hecho a última hora de que no llegara Milik a la capital de Italia modificó todo y provocó que el bosnio no llegara a Turín.

Ahora, Guido Fienga, CEO de la Roma y actual mano derecha de los nuevos propietarios, Dan y Ryan Friedkin, ha hablado y confirmado que es el deseo del club que Dzeko se quede en el Olímpico. Además, habla del futuro de Paulo Fonseca, actual entrenador de la Roma.

«Dzeko es nuestro capitán, estamos felices y siempre estaremos felices de que sea nuestro capitán. Estamos seguros de que el domingo, si juega, lo hará lo mejor que pueda. ¿Fonseca? Nunca ha estado en discusión», explica Fienga.