La Juventus de Turín comienza a recuperar futbolistas de cara a las próximas semanas tras un comienzo de temporada lesionado. El equipo de Andrea Pirlo sufrió las ausencias de De Ligt, Dybala, Chiellini, Alex Sandro, McKennie, Cristiano Ronaldo y Paulo Dybala, ya fuese por lesión o por coronavirus. Este último, el argentino, MVP de la temporada pasada, será vital, igual que la vuelta de Cristiano Ronaldo, o la de De Ligt cuando regrese tras su lesión en el hombro.

Precisamente con Paulo Dybala ha estado hablando la Juventus de Turín en la última semana. El agente del futbolista ha estado unos días en Turín para negociar con la Vecchia Signora la renovación de su cliente, pero finalmente, según Il Corriere dello Sport, el representante ha vuelto a Argentina sin un acuerdo. Por lo tanto, ambas partes han decidido posponerse a 2021 para volver a discutir la ampliación de contrato del futbolista. Precisamente Dybala termina contrato el próximo verano de 2022, de ahí las prisas por llegar a un acuerdo.