La Atalanta encajó en la noche del martes una de sus peores derrotas, por no decir la peor y la más dolorosa de los últimos años. Es cierto que el equipo de Gian Piero Gasperini perdió la temporada pasada 6-1 en el Ettihad Stadium, pero fue una derrota contra un rival superior y que ganó en el panorama táctico. La derrota ante el Liverpool por 0-5 fue totalmente distinta, los bergamascos no tuvieron ninguna opción, prácticamente no atacaron antes de recibir la goleada y Gasperini está preocupado.

El técnico de la Atalanta, Gian Piero Gasperini, mostró su preocupación en rueda de prensa mientras demostraba que estaba abatido: «Tenemos que reflexionar. Perdimos por goleada en Manchester la temporada pasada pero estábamos seguros de que podríamos cambiar algunas cosas y marcar una gran diferencia. Sin embargo, hoy había una gran brecha. Reflexionaremos sobre el enfoque».

El entrenador italiano aseguró que no fue un problema de tener miedo y respeto al Liverpool: «No teníamos miedo del Liverpool porque veníamos de dos buenos resultados, no había miedo. Iniciamos contra el Liverpool con la confianza que solemos tener, seguros de que podríamos crearles problemas y aguantar bajo presión». E invita a una profunda reflexión: «Desafortunadamente nos sacaron del partidos en términos de intensidad. También lo he visto antes, esta temporada en la Serie A. Creo que no tenemos la intensidad que teníamos en el pasado y tenemos que cambiar un poco nuestro estilo para compensar eso».

Toca tiempo de reflexión en la Atalanta de Bérgamo, pero no tienen mucho tiempo porque juegan contra el Inter este próximo fin de semana. Ese tiempo que necesita Gasperini para cambiar al equipo llegará tras el parón de selecciones.