El Milan intentó el último día de mercado reforzar el centro de la defensa. El equipo ‘rossonero’ tiene cinco centrales en plantilla de los cuales usa tres. Simon Kjaer y Alessio Romagnoli son los intocables por Stefano Pioli y Matteo Gabbia queda pendiente de cualquier rotación posible. Sin embargo, si el Milan tuviera que jugarse una cita importante, ¿confiaría totalmente en Matteo Gabbia? Esa es una pregunta difícil de responder, por ello, Paolo Maldini y su equipo intentaron fichar a Rudiger, Simakan o Kabak en el último día de mercado. Pero no llegó ninguno.

Eso sí, parece que no va a perdonar el Milan en el próximo mercado invernal. Las continuas lesiones o problemas de Leo Duarte y Mateo Musacchio provocan que el club tenga que mirar al mercado próximamente, por lo que según Antonio Vitiello, periodista encargado de la actualidad del Milan, la directiva milanista volverá a la carga a por Kabak. Y sino se guardan un ‘Plan B’: Matteo Lovato. El joven central del Hellas Verona gusta mucho y saldría más barato que el defensor del Schalke.