El argentino Paulo Dybala llegó a Italia de la mano de Maurizio Zamparini y su Palermo. Fue en 2012, cuando el equipo siciliano, que por aquel entones estaba en Serie A, pagó casi 12 millones de euros a Instituto de Córdoba para hacerse con la joven perla argentina. Tres años después, en 2015, lo venderían por 40 millones a la Juventus.

Ahora, el propio Zamparini, que ya dejó el Palermo sumido en la ruina hace unos años (y en Serie D, ahora ascendido a Serie C), fue obligado a vender el club por problemas legales y se encuentra en arresto domiciliario. Desde allí ha concedido una breve entrevista a ‘Tuttosport’ para charlar sobre Dybala y ver su futuro en el Real Madrid:

«El consejo que le doy hoy es el mismo de siempre: Paulo, deja la Juventus y vete al Real Madrid. Quizás ya en enero. Sería un buen trato para todos. Para él y también para la Juventus, que, si no me equivoco, ya intentó venderlo hace dos veranos. Paulo es un campeón, y no un suplente. En la Juventus está Cristiano Ronaldo, un verdadero fenómeno, y Dybala debe ser el Ronaldo de otro equipo».