El fallecimiento de Diego Armando Maradona ha caído como un jarro de agua fría en el mundo de fútbol. Pero sobre todo hay dos lugares geográficos que están sufriendo más que ninguno: Argentina y Nápoles. El legado que dejó Diego en su país ganando el Mundial fue absoluto, pero las dos ligas y la UEFA conquistadas con los partenopeos le hicieron erigirse como un Dios en dicha ciudad también.

Por lo que el alcalde de Nápoles, Luigi Di Magistris, y el presidente del Napoli, Aurelio De Laurentiis, ya han anunciado que van a valorar llamar al estadio con el nombre de Maradona. El alcalde ha sido claro en las redes sociales: «Renombremos al estadio del San Paolo con el nombre de Diego Armando Maradona». Y el presidente del club también ha sido claro: «Mañana quiero transmitir el rostro de Maradona durante todo el partido contra el Rijeka. Podría ser una idea llamar a nuestro estadio San Paolo-Diego Armando Maradona«.