El inicio de temporada de Zlatan Ibrahimovic no tiene adjetivos suficientes. El delantero de 39 años lleva 10 goles en 6 partidos y promedia un gol cada hora de partido, y no solo está ante rivales de la parte media y baja de la tabla, sino sobre todo en las grandes citas, donde los líderes reales aparecen para tirar de su equipo. Pero tras su gran partido con doblete incluido contra el Napoli, Zlatan salió lesionado del campo llevándose la mano a su muslo izquierdo haciendo temer lo peor en Casa Milan.

Pero ya se ha encargado él de tranquilizar a su gente sabiendo lo importante que es para su equipo. El sueco sufre una lesión en el tendón de la corva del muslo izquierdo y podía estar entre una semana y un mes de baja, por lo que los aficionados ‘rossoneri’ rodeaban en rojo la cita contra el Sassuolo precisamente dentro de un mes. Aunque Ibrahimovic, tras estar cinco horas entrenando para estar lo antes posible en los terrenos de juego, ha calmado al Milan: » ¿Lesión? No es nada grave. Vuelvo en una semana o dos».