Hay muchos rumores que rodean al Inter de Milán en torno a este mercado invernal que aseguran que el club no puede acometer fichajes importantes porque económicamente no podrían ser soportados. Por ello, el Inter ha dejado irse a Radja Nainggolan al Cagliari y ha puesto en la rampa de salida a Christian Eriksen, y todo sin fichar a ningún sustituto y con un Stefano Sensi totalmente desaparecido en 2020 por las continuas lesiones que ha sufrido.

Por ello, para no fichar en este mercado de enero, el Inter se ha reunido en estos últimos días con los agentes de Matías Vecino, el cual lleva unos cuantos meses lesionado y va a volver con el grupo en este mes de enero, y ambas partes han llegado a un acuerdo para que el futbolista uruguayo se quede en el Inter hasta final de temporada. Conte cuenta con él y será el mediapunta que pelee la posición con Sensi hasta junio.